viernes, 31 de mayo de 2013

Perder peso para mejorar la psoriasis

Perder peso ayuda a mejorar los síntomas de la psoriasis. | Diego Sinova
La psoriasis afecta a un 2% de la población. | Diego Sinova

  • Una dieta baja en calorías podría mejorar los síntomas de esta enfermedad
  • Seguir una dieta baja en calorías no sólo ayudará a reducir algunos kilos, también mejorará los síntomas de la psoriasis en aquellos pacientes que tienen sobrepeso. Así lo revela un estudio que se acaba de publicar en las páginas de la revista 'JAMA'.
    Varias investigaciones han apuntado ya que esta enfermedad crónica de la piel está asociada con la obesidad y, por otro lado, que el incremento de adiposidad (acumulación de tejido graso en determinadas zonas del cuerpo) y de peso son factores de riesgo en la incidencia de la psoriasis, que se calcula que afecta a un 2% de la población.
    Ambas condiciones, explican los autores de la investigación en su artículo, "comparten un proceso de inflamación sistémica y, teóricamente, la obesidad induce mecanismos proinflamatorios que podrían agravar las lesiones de psoriasis en pacientes con sobrepeso que ya tengan esta alteración dermatológica". Sin embargo, no está muy claro y tampoco hay evidencia científica sobre el rol de la pérdida de peso como parte del tratamiento de la psoriasis en afectados obesos. Sólo hay datos de algunos casos de pacientes con sobrepeso y psoriasis que, tras someterse a cirugía para reducir kilos, además de notarlo en la balanza, también lo notaron en la piel.
    Sí se ha demostrado el efecto adelgazante en la disminución de patologías cardiovasculares asociadas a la psoriasis, también en factores de riesgo como la diabetes y la hipertensión, pero, como subraya Peter Jensen, líder del actual estudio, realizado en el Hospital Universitario Gentofte (Dinamarca), "todavía no hay muchos resultados sobre la mejoría de los síntomas de la propia enfermedad". Las personas con esta condición dermatológica tienen manchas rojas y descamaciones que les producen inflamación, picor y enrojecimiento.
    Con el objetivo de evaluar hasta qué punto la reducción de peso puede influir en la psoriasis, Jensen y su equipo han realizado un estudio prospectivo, el primero, con 60 pacientes con psoriasis y sobrepeso. Les dividieron en dos grupos para que algunos se sometieran a una dieta baja en calorías (entre 800 y 1.000 kcal al día) y el resto siguiera una alimentación normal (grupo control).
    Después de 16 semanas, los participantes 'intervenidos' perdieron de media 15,8 kg. en comparación con los 0,4 kg. que bajaron los miembros del grupo control. "Una diferencia estadísticamente significativa", remarca Jensen, quien también destaca la mejoría de los síntomas de la psoriasis. Para valorarlos, los investigadores se sirvieron de dos escalas muy utilizadas en las consultas de dermatología para 'medir' los síntomas de los pacientes (el índice PASI pondera el enrojecimiento, la sobreelevación y la descamación de las placas) y su estado emocional y calidad de vida (a través del índice DLQI). Ambas escalas demostraron una clara mejoría entre los participantes del grupo intervenido. Pero además, resaltan los autores en el artículo, la reducción de peso también aminora notablemente los niveles de glucosa en sangre.
    Aunque el estudio tiene algunas limitaciones (poca muestra de pacientes o un seguimiento corto del experimento) y, por lo tanto, conviene estudiar más esta relación, asumen los investigadores, "nuestros resultados aportan un nuevo incentivo para que los pacientes con psoriasis y sobrepeso se animen a adelgazar". Disminuirá, a su vez, el riesgo de mortalidad y morbilidad cardiovascular. El estudio, en definitiva, sugiere "la importancia de perder peso como parte de del tratamiento para la psoriasis de los pacientes con unos kilos de más".
    En un editorial que acompaña al estudio del 'JAMA', Michael Shelling asegura que es importante entender las implicaciones terapéuticas de la pérdida de peso para manejar adecuadamente los medicamentos sistémicos potencialmente peligrosos, tales como la ciclosporina, que pueden aumentar el nivel de toxicidad"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada